Ir al contenido (saltar navegación)

¿Qué es?

¡Acepta el reto! es un almacén y juez en línea de problemas de programación en español que acepta soluciones en C, C++ y Java.

No es un mero listado de problemas, sino mucho más. ¡Es un corrector automático!

Si quieres poner a prueba tu habilidad programando y compararla con la de otros, ¡éste es tu sitio!

¿Por dónde empiezo?

Si no conoces este tipo de jueces, te ayudamos a resolver el primer problema para que entiendas la dinámica del uso y no cometas los errores más comunes.

Luego puedes resolver algún otro de los múltiples problemas disponibles. Si no sabes por cuál empezar, puedes recorrer las diferentes categorías o mirar el problema de la semana que te proponemos abajo. También puedes mirar lo que otros usuarios están resolviendo.

¿Aceptas el reto?

Problema de la semana

Gálibo

Se conoce como el gálibo a la dimensión máxima que debe tener un vehículo para poder pasar por una zona de la vía de tamaño reducido como un túnel o un puente. Existen distintos tipos de gálibo y de formas de calcularlo que dependen del tipo de vehículo. Por ejemplo en los barcos el gálibo de un puente se mide teniendo en cuenta el nivel de la crecida más grande conocida. En trenes, el gálibo debe considerar no solo el alto sino también los anchos a distintas alturas.

En carretera el gálibo del que hay que preocuparse normalmente suele ser el vertical. En este caso la altura libre por debajo del puente debe tener en cuenta la altura máxima de los vehículos y un margen de seguridad relacionado con la amortiguación y cómo esta absorbe los movimientos verticales, así como cierta tolerancia por posibles imprecisiones a la hora de construir la estructura y por futuras operaciones de reasfaltado de la vía. Se puede incluso considerar, además, un margen de confort para que los conductores de los vehículos pesados se sientan cómodos (que dependerá de cómo se aproxime la vía al puente).

Para evitar problemas de gálibo para los vehículos más grandes, en algunas carreteras se colocan puentes de calibración que permiten a los conductores averiguar con tiempo suficiente si un puente próximo no tiene la altura mínima necesaria.

En ausencia de estos puentes de calibración, se puede confiar en la información que aparece en el propio puente. En algunos países hay pequeños carteles en el frontal del puente justo debajo de cada uno de los carriles para que los conductores puedan conocer su altura en cada uno de ellos. Gracias a estos carteles si se quiere viajar seguro se puede hacer un primer trayecto en un vehículo más pequeño registrando esas alturas para conocer si el vehículo grande podrá pasar por debajo de todos ellos.